Limonero Mano de buda C-30

New product

Limonero digitado (Mano de buda, Citrus Medica), variedad Sarlodactylis en contenedor de 10/16 litros.

En fructificacion, 2º año.

Edad: 5/6 años

Altura: 120/160 cms.

3 artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

40,00 €IVA incluído

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Mano de Buda (Citrus medica var. sarcodactylis) es una variedad de cidra cuyos frutos están fragmentados en secciones parecidas a dedos.

La cidra crece en arbustos o pequeños árboles con ramas largas e irregulares cubiertas de espinas. Sus hojas largas y oblongas son de un color verde pálido. Sus flores blancas están teñidas de púrpura por fuera y crecen en fragantes grupos.

El árbol es sensible a la congelación, al calor intenso y a la sequía.

Debido a la curiosa forma de esta fruta también es conocida entre los fans de H. P. Lovecraft como la "fruta de Cthulhu" por su similitud con los tentáculos de dicha entidad cósmica ficticia.

El fruto de importación alcanza los 25 euros

España: Mano de Buda malagueña a 10 euros la pieza

El árbol es como el de cualquier otro cítrico, por lo que se asemeja a un limonero cualquiera. Puede alcanzar como muchos los cinco metros de altura. Sin embargo, su fruto, no se parece en nada al limón. A simple vista podría parecer un aborto, un limón deforme. Y ello es porque el fruto está es fragmentado en secciones parecidas a dedos. Su nombre es Mano de Buda (Citrus medica var. Sarcodactylis). Fueron los romanos los primeros en documentarla empezando a utilizarla como producto medicinal hasta que descubrieron su potencial para la cocina.
Lo más curioso de todo es que no tiene zumo ni jugo ni pulpa, ni apenas semillas. Casi todo el fruto parece una corteza, cáscara. Sin embargo, ahí es donde esconde su sabor, su fragancia y su aroma. Su piel, rallada, se utiliza en repostería y para reforzar algunos platos en gastronomía, por lo que son los restaurantes sus principales clientes. Maduran de verde a amarillo. Muchos cocineros lo suelen cortar y congelar, porque una vez maduro no aguanta mucho tiempo.
El origen de estos limoneros con frutos de extraña fisionomía se encuentra en el Noroeste de la India. Sin embargo, la Mano de Buda se puede cultivar también en el sur de Europa, en zonas libres de heladas. Al igual que la mayoría de los cítricos, la Mano de Buda no requiere cuidados especiales en su cultivo. En España, Levante y Andalucía serían los lugares ideales para plantar esta especie. En Málaga son muy pocos los agricultores que se han atrevido, y quienes lo han hecho ha sido más con fines ornamentales en jardines que con fines comerciales, y ello a pesar de los precios que alcanzan, debido a que son poco frecuentes.
En el mercado de Atarazanas, se pueden encontrar en Frutos Pozo. Su propietario, Alfonso, se los compra a un productor de Frigiliana, Alberto. Al tratarse de un fruto cultivado en Málaga su precio es de 10 euros la pieza. “Si fueran de importación los tendría que vender a 25 euros cada fruto”, señala. Se trata de un precio astronómico si tenemos en cuenta que el kilo de limón fino o Primafiori, que se encuentra en plena recolección en Málaga, está alcanzando en el campo como mucho los 0,70 euros el kilos para el agricultor.

Productos relacionados